tisdag 8 november 2016

Mi felicidad es Cristo

















Que maravilloso es saber que el Señor nunca se cansa, nunca duerme, que siempre está presente y que nunca nos deja. Muchas veces en la vida se llena de nubes pero detrás de ellas siempre brilla el sol, el Señor que todo lo ve, que tiene el control de todo.
Confía en el Señor con todo tu corazón, todo en nuestra vida tiene un sentido. 
He aprendido que la felicidad no es de este mundo, mi felicidad es Cristo, su palabra, su presencia, su guía y de saber que soy su hija.

Te comparto este bello mensaje. 

La felicidad de espíritu es mucho mayor que la de la carne. La llevas siempre contigo. 
Jamás cesa. Ni la noche más solitaria ni las nubes más grises pueden privarte de ella.
La felicidad de la carne es temporal. 
Un sentimiento efímero que depende de tu estado de ánimo, de las circunstancias que te rodean, de lo visible y lo tangible.
En cambio, la felicidad de espíritu viene del conocimiento de que soy tu Salvador y me intereso por ti.
La felicidad que Yo brindo es constante como el sol. ¿Acaso cuando el sol se pone por la tarde y desaparece en el horizonte te angustias pensando que se ha ido para siempre? 
¿Dices a alguien: «Ya no hay sol en nuestra vida»? No. Es constante. Siempre es. 
Aunque cae la noche y no puedes verlo, nunca dudas de su existencia ni de que volverá a salir a la mañana siguiente. 
Así es la felicidad de espíritu: por muy presente que está, cuando cae la noche la pierdes de vista. 
Ese es el momento de confiar y descansar hasta la mañana siguiente, cuando volverá a aparecer.
De Jesús con amor

Torre fuerte es el nombre de Jehová;
A él correrá el justo, y será levantado. Proverbios 18 : 10


El SEÑOR es mi roca, mi baluarte y mi libertador; mi Dios, mi roca en quien me refugio; mi escudo y el cuerno de mi salvación, mi altura inexpugnable. Salmos 18 : 

Porque fuiste fortaleza al pobre, fortaleza al menesteroso en su aflicción, refugio contra el turbión, sombra contra el calor; porque el ímpetu de los violentos es como turbión contra el muro. Isaías 25 :4

2 kommentarer :

Ingrid Zetterberg sa...

Linda esta palabra que levanta mi fe, querida amiga Jenny....también como siempre muy hermosas tus gráficas. Recibe mi abrazo grande. Ingrid Zetterberg

Jesucristo el que ama mi alma Jenny sa...

Gracias linda Ingrid por tus palabras y por siempre venir. Dios te bendiga en todo y recibe un gran abrazo de mi parte.