torsdag 7 maj 2015

El regalo de la Amistad





Tener un amigo es uno de los regalos más dulces; Ser un amigo es experimentar una sutil y solemne educación del alma día con día. 
Un amigo nos recuerda cuando nos hemos olvidados de nosotros mismos.  
Un amigo puede alabarnos sin que nos apenemos.
Le toma un cariño especial a nuestro trabajo, a nuestra salud, a nuestras dolencias  y nuestros planes. puede regañar nos sin que nosotros nos enojemos. 
Si él esta callado nosotros comprendemos. se necesita un alma grande para ser amigo...
Uno debe perdonar mucho, olvidar mucho, aguantar mucho.Se requiere tiempo, afecto, fuerza, paciencia y amor.
Algunas veces un hombre tiene que dar la vida por sus amigos.
No existe una amistad verdadera sin el sacrificio propio.
Hacer amigos puede tomarnos tiempo, pero una vez que lo hemos logrado, ni la vida  ni la muerte ni la incomprensión ni la distancia ni la duda deben inferir.
Fuente :Anónimo

2 kommentarer :

Ingrid Zetterberg sa...

Es verdad, mi querida amiga Jenny, la Biblia nos afirma que hay amigos incluso mejores que un hermano. Y esto yo lo he comprobado en mi propia vida. Gracias por compartir estas bellas gráficas. Recibe mi abrazo sincero.

Jesucristo el que ama mi alma Jenny sa...

Gracias amada amiga por tu mensaje, si la verdad que encontrar un buen amigo es un tesoro...abracitos para ti y gracias por venir, Dios te bendiga en todo.