söndag 19 april 2015

Odias la maldad









"Odias la maldad" Salmos 45:7

"Si se enojan no pequen" ( Efesios 4: 36). Es muy difícil que haya alguna bondad en un hombre,si no se enoja con el pecado.Aquel que ama la verdad, debe odiar todo camino falso. 
Como odio nuestro señor Jesús la tentación cuando esta vino!. Fue atacado tres veces de diferentes maneras y cada vez la enfrento con estas palabras " Aléjate de mi, satanás !" ( Mateo 16: 23) 
Él odiaba la tentación en los demás, y de forma ferviente porque con mucha frecuencia, dejaba traslucir ese odio más con lagrimas de compasión que con palabras de reprensión. 
Sin embargo que lenguaje podía ser mas severo mas similar al de Elías que las palabras: "ay de ustedes , maestros de la ley y fariseos, hipócritas! les cierran a los demás el reino de los cielos,y ni entran ustedes ni dejan entrar a los que intentan hacerlo." (Mateo 23 :13) 
Odiaba tanto la maldad, que sangro hasta el fondo para herirla.  Murió para que muriera, fue sepultado para poder sepultarla con Él en su tumba, y resucito para poder ponerla por siempre bajo las plantas de sus pies.  
Cristo esta en el evangelio y ese evangelio se opone a la maldad en todas sus formas. la maldad se adorna con vestidos limpios, imita el lenguaje de la santidad, pero los preceptos de Jesús, como su famoso látigo de cuerdas echaron a todos del templo y no permitirá  la maldad en la iglesia. así también en el centro del lugar en el que Jesús reina que guerra hay entre Cristo y el diablo!. Y cuando nuestro redentor sea nuestro juez , aquellas ensordecedoras palabras: "Apártense de mi malditos!" ( Mato 25 : 41), que sin lugar a dudas, no son sino una prolongación de la enseñanza de su vida respecto al pecado, la manifestación a su aborrecimiento hacia la iniquidad. 
Como cálido es su amor por el pecador, así de fuerte es su odio hacia el pecado; tan perfecta como es su justicia, así completa sera la destrucción de cada forma de maldad. 
Oh glorioso campeón de justicia y destructor de la maldad, para esta causa tu Dios, si tu Dios te ungió con aceite de gozo sobre tus semejantes. 

Fuente : Charles Spurgeon



2 kommentarer :

Ingrid Zetterberg sa...

Así es, amada hermana, nuestro Señor Jesucristo aborrece la maldad, y ese debe ser el sentir de todo cristiano. Bellas están tus gráficas, una de ellas la he guardado en mi PC. Gracias por compartirlas. Recibe mi abrazo sincero. Dios te bendiga. Ingrid Zetterberg

Jesucristo el que ama mi alma Jenny sa...

amen amiga,llevate lo que desees todo es para compartir, Abracitos linda amiga, Gracias por venir.