lördag 4 april 2015

Mi Amado es para mi como el saquito de mirra














 "Mi amado es para mí como el saquito de mirra" Cantares 1:13

La mirra puede bien ser elegida como un tipo de Jesús, por su preciosura, su perfume, su atractivo; por sus cualidades sanadoras, preservantes y desinfectantes, y por su conexión por el sacrificio. 
Pero porque es comparado con un "saquito de mirra"?  Primero por plenitud . Él no es una gota de mirra sino un cofre lleno. Él no es una espiga o  flor de mirra sino un atado completo.Hay suficiente en Cristo para todas mis necesidades, que yo no me demore en sacar provecho de Él.
A nuestro bien Amado se le compara con un "atado" , otra vez, por diversidad , pues hay en Cristo, no solo aquello que se necesita, sino que en " Toda la plenitud de la divinidad habita en forma corporal en Cristo" ( Colosenses 2 : 9), todo lo necesario esta en Él. 
Toma a Jesús en su diferentes naturalezas y encontraras una maravillosa variedad : Profeta, Sacerdote, Rey, Esposo, Amigo, Pastor.
Considéralo en su vida , muerte, resurrección, ascensión, segunda venida; miralo en su virtud, mansedumbre, valentia, amor, fidelidad, verdad, rectitud. En todo Él es un atado de preciosura. 
Él es "un saquito de mirra" para preservación, ninguna mirra puede dejarse caer o pisar, sino que la mirra debe estar atada y se le debe guardar en un cofre. Debemos apreciarlo como nuestro mejor tesoro, debemos estimar mucho sus palabras y sus mandamientos y debemos guardar nuestros pensamientos sobre Él y nuestro conocimiento de Él como si estuviera bajo llave, no vaya a ser que el diablo nos robe algo. 
Es más Jesús es "un saquito de mirra" por especialidad. 
El emblema sugiere la idea de una distinguida y refinada gracia. 
Pues antes de la fundación del mundo, fue apartado para su pueblo, y le da su perfume solo a aquellos que entienden como entrar en comunión con Él, como tener una relación cercana con Él.  
Oh bendecido pueblo a quienes el Señor ha admitido en su secreto y por quienes se aparta. 
Oh elegidos y felices  que por tanto pueden decir : Mi amado es para mi como un saquito de mirra ". 

Fuente : Charles Spurgeon.

Inga kommentarer :