onsdag 11 februari 2015

Todo cambia pero Jesús nunca









Cuan hermoso es nuestro Dios, te alabo y te bendigo todos los días de mi vida, porque eres bueno, digno de toda alabanza, llenas mi corazón de tu amor , mi alma te ama y te alaba. No hay palabras para expresar lo que siento por ti,  mi corazón , mi adoración, mi amor, y todo lo que soy es tuyo Señor, gracias te doy porque puedo decir que eres mio y que seré tuya por la eternidad. Gracias por tu amor, gracias porque siempre estas. TE AMO JESUCRISTO, MI SALVADOR, MI REY PASTOR.


Tan indudable como que la noche sigue al día, la luz sigue a la oscuridad. 
Tan innegable como que el sol sale es que ha de ponerse. 
Tan seguro como que la lluvia cae, esta vuelve a ascender. 
Tan cierto como que «polvo eres y al polvo volverás» (Génesis 3:19), 
debe haber un continuo nacer, vivir, morir y resucitar. 
Tiene que consumarse el ciclo, el círculo perfecto de la eternidad, del cual Dios es artífice, principio y fin, el Alfa y la Omega (Apocalipsis 1:8).
Dios actúa. Es un Dios de acción. 
Jamás se queda inmóvil. Está constantemente activo, obrando, hablando y efectuando cambios en todos los ámbitos de la creación.
No permanece nunca estático. 
Lo único inamovible de Él es Su esencia —«Yo el Señor no cambio» (Malaquías 3:6), Su Palabra —«Para siempre, oh Señor, permanece Tu Palabra en los Cielos» (Salmo 119:89)­  y el futuro, es decir, las promesas que ha hecho a Sus hijos «No ha faltado una palabra de todas las buenas palabras que el Señor vuestro Dios había dicho de vosotros; todas os han acontecido, no ha faltado ninguna de ellas» (Josué 23:14).
Ayer, hoy y por la eternidad, ¡Jesús es el mismo! Todo cambia, pero Él permanece invariable (Hebreos 13:8).

No me abandones en la oscuridad.
La noche raudo cae, la luz se va.
Si atribulado y desvalido estoy,
sé Tú mi ayuda y mi consolador.
En esta vida todo es temporal.
Las dichas de este mundo pasarán.
Todo declina, todo ha de morir.
Tú que no cambias, sigue junto a mí.
—Henry Francis Lyte (1793–1847)

Cuando Dios envió a Moisés a liberar a los hijos de Israel del yugo de Egipto, le dijo: 
«Así dirás a los hijos de Israel: “YO SOY me envió a vosotros”» (Éxodo 3:14). El nombre de Dios es YO SOY; no YO FUI, sino YO SOY. 
¡Qué maravilla! Eso nos proporciona gran tranquilidad y seguridad.
«Hay un río cuyas corrientes alegran la ciudad de Dios» (Salmo 46:4, NVI). En la vida muchas cosas cambian. 
Son numerosos los manantiales que se secan. Muchas fuentes de placer se agotan también a medida que pasan los años. 
Sin embargo, la alegría y la paz del cristiano no se desvanecen, 
pues provienen de una fuente superior inextinguible: el Dios inmutable.

Fuente : Virginia Brandt Berg



Si hay palabras para él , yo no las tengo
mi cerebro aún no ha llegado al punto
dónde se podría formar  un pensamiento que podría
describir adecuadamente la grandeza de mis Dios
y mis pulmones aún no han desarrollado la capacidad
de liberar un respirar con suficiente agilidad para 
exhalar la grandeza de su amor
y mi voz, mi voz está tan inhibido
restringido por los limites humanos,
que es difícil de enviar incluso hasta una alabanza
si hay palabras para él 
yo no las tengo.
Mi Dios ,
su gracia es notable
sus misericordias son innumerables
su fuerza es impenetrable
El es honorable, responsable
favorable, Él es inescrutable pero cognoscible
indefinible pero accesible
indescriptible pero personal
Él esta más allá de la  compresión
más allá de la  imaginación
constante a través de las generaciones
Rey de todas las naciones
pero si hay palabras para él 
yo no loas tengo.
Mis palabras son pocas
al tratar de capturar al único Dios verdadero
usando mi vocabulario nunca seria aceptable
pero yo uso palabras como una expresión,
una expresión de adoración a un Salvador
un Salvador que es a la vez digno 
y merecedor de mi alabanza
así que uso  palabras
mi corazón exalta al Señor
bendice a su nombre para siempre.
ha ganado mi corazón
capturado mi mente
y las ha unido
Él me ha derrotado en mi rebeldia
me conquisto en mi pecado
El me ha dado la bienvenida a su presencia
me completamente invitó a entrar
se ha hecho el objeto de mi vista
me inundo con su misericordias en la mañana
ahogándome con gracia en la noche
pero si hay palabras para él 
yo no loas tengo.
Pero lo que si tengo es, buenas nuevas
mi Dios sabia que las palabras hechas por el hombre
nunca fueran suficientes,
las palabras son sólo herramientas
que utilizamos para apuntar la verdad
así que envió a su hijo Jesucristo
como la palabra, prueba viviente
Él es la imagen del Dios invisible
El primogénito de toda creación
porque en Él fueron creadas todas las cosas
dando formación a la nada
que con su palabra la sostiene
en el poder de su nombre
porque Él es antes de todas las cosas
y sobre todas las cosas Él reina
Santo es su nombre
así que alábale por  su vida
La forma que se conserva e la contienda
el humilde hijo de Dios
que se hace el sacrificio perfecto
alábale por su  muerte
que Él voluntariamente 
se puso en nuestro lugar
que Él amorosamente soporto la tumba
que Él lucho nuestro enemigo
y al tercer día se levantó en la victoria
Él es todo lo que se nos prometio
alaben lo como el Rey resucitado
levante su voz y canta
porque un día regresará por nosotros
y finalmente nos uniremos a nuestro
Salvador por la eternidad, eternidad
Así que no es sólo palabras que proclamo
porque mis palabras apuntan a la palabra
y la palabra tiene un nombre
la esperanza tiene un nombre
el gozo tiene un nombre
la paz tiene un nombre
el amor tiene un nombre
y ese nombre es JESUCRISTO
ALABADO SEA SU NOMBRE PARA SIEMPRE!


PALABRAS DE ISAAC WINBERLEY

Inga kommentarer :