onsdag 4 februari 2015

Pasando la Prueba









Que hace uno cuando se ve sufrir a un hijo, que uno quisiera hacer todo para evitar ese dolor o situación por la cual él esta pasando. Que como madre se le parte uno el corazón. Mi hijo mayor esta pasando una situación dura, la cual afecta a toda mi familia. La vida es tan frágil y todo puede cambiar en segundos. El rumbo de una persona amada puede tomar otras sendas que uno nunca se podía imaginar, en toda esta crisis, mi esperanza y fuerza es y sera siempre Jesucristo mi Señor, mi Rey Pastor. Orar, orar y clamar al Señor por misericordia y sanidad. La verdad no se que seria de mi sin mi Cristo, me ha ayudado en tantas situaciones difíciles de mi vida y se que ahora también esta con nosotros y sobre todo con mi niño. En mi dolor y tristeza alabo a mi Señor porque el es bueno , fiel, grande, poderoso, creador de todas las cosas que se ven y no se ven, porque sus misericordias son nuevas cada día, y porque se que todo tiene un sentido, se que mi familia, mis hijos, mi vida están en sus manos. No estoy sola, Jesucristo va conmigo. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. 
 Amigo te comparto este bello mensaje que me fue de bendición....

Apreciamos la luz porque hemos conocido la oscuridad. Estimamos mucho más la esperanza después de haber vivido el desaliento. Los buenos momentos nos reportan mucho más gozo cuando hemos pasado por épocas sombrías. Valoramos la salud porque hemos sufrido enfermedades, y somos conscientes de la importancia de ser amados porque sabemos lo que es sentirnos solos.
No creo que nadie presuma del sufrimiento, las dificultades, las enfermedades, el dolor y las asperezas de la vida. Sin embargo, Pablo dice en la Biblia que con gusto presume de sus flaquezas para sentir dentro de él la fuerza de Cristo1. Cuando aprendemos a acudir a Él en toda circunstancia que se nos presente, Él nos da fuerzas para aguantar y para extraer de las experiencias todo el bien que Él ha prometido.
A continuación reproduzco varios pensamientos de personas que al recurrir a Dios en momentos difíciles descubrieron que Él las estaba acompañando. 

Toda verdad acerca del sufrimiento puede esgrimirse como arma a favor o en contra de Dios. En la mayoría de los casos, el sufrimiento acelera nuestro avance en la dirección en la que ya vamos, tanto si estamos acercándonos a Dios como alejándonos de Él.  David McKenna

Cuando te cruces con alguien que tiene un hijo con síndrome de Down, no digas para tus adentros: «Yo no podría». Lo más probable es que no. Y esa es, justamente, la razón por la que Dios no te lo ha pedido. Más bien tómate unos momentos para considerar seriamente cómo harás para no perder la alegría en la situación única y particular en que te encuentras. Acepta tus circunstancias como un regalo de Dios. Atrévete a darle las gracias por ellas.  Joni Eareckson Tada (n. 1949)

La gratitud es el secreto de la dicha.  Anónimo

Los seres humanos instintivamente pensamos que lo que vemos con los ojos es el mundo real, y tachamos a lo invisible de irreal, cuando la Biblia prácticamente dice que es todo lo contrario.  Philip Yancey (n. 1949)

Piensa en tus peores momentos, en tus penas, tus desgracias y tus tristezas; luego date cuenta de que estás aquí, de lo contrario no podrías recordarlas. Sobreviviste al peor día de tu vida. Superaste el trauma, aguantaste la prueba, resististe la tentación, sobreviviste a esa relación nociva, y estás en franca recuperación. Recuerda lo malo… y luego mira dónde estás. Cuando evocamos lo difícil que solía ser nuestra vida y tomamos conciencia de lo lejos que hemos llegado, se crea un claro contraste en nuestra mente. Ese contraste constituye tierra fértil para la gratitud.  Peter Gomes (1942–2011)

En medio del sufrimiento, ora para que la prueba aumente tu capacidad de fe.  Bob O’Bannon

En épocas de contratiempos, di en primer lugar: Él me trajo aquí; es por Su voluntad que me encuentro en este atolladero; en eso confiaré. Luego di: Él por amor me guardará y en medio de esta prueba me dará la gracia para comportarme como un hijo Suyo. A continuación: Él hará que esta prueba redunde en bendición, pues me enseñará lo que quiere que aprenda y obrará en mí la gracia que desea concederme. Por último: cuando Él lo considere apropiado, una vez más me sacará adelante, de la manera y en el momento que sabe que más me conviene. Di: Me encuentro en estas circunstancias (1) por voluntad de Dios; (2) amparado por Él; (3) como parte de mi proceso de formación; y (4) por el tiempo que Él considere necesario.  Andrew Murray (1828–1917)

No pidas una carga más ligera. Ora para tener la espalda más fuerte.  Anónimo

Cuando se sientan débiles, no digan: «Soy débil». Más bien, busquen el remedio, que es la Palabra de Dios.  Juan Calvino (1509–1564)

A Dios le tienen sin cuidado nuestros planes. No nos pregunta: «¿Te gustaría sufrir la pérdida de un ser querido, pasar por tal dificultad o enfrentarte a tal derrota?» No. Él permite que esas cosas nos sucedan conforme a Sus designios. Las vivencias que tenemos nos hacen más tiernos, mejores y más nobles, o nos vuelven más criticones, censuradores y porfiados. Nos vuelven malvados o nos hacen más santos: depende exclusivamente de cuál sea nuestra relación con Dios y del grado de intimidad que tengamos con Él.  Oswald Chambers (1874–1917)

Hasta ahora, ninguna prueba les ha sobrevenido que no pueda considerarse humanamente soportable. Dios es fiel y no permitirá que ustedes sean puestos a prueba más allá de sus propias fuerzas; al contrario, junto con la prueba les proporcionará también la manera de superarla con éxito.  1 Corintios 10:13 (BLPH)

He fallado más de 9.000 tiros a lo largo de mi carrera. He perdido casi 300 partidos. En 26 ocasiones me confiaron el tiro decisivo… y lo fallé. He fallado infinidad de veces. Y por eso mismo tengo éxito.  Michael Jordan (n. 1963), ex jugador estadounidense de baloncesto profesional, considerado por la NBA como el mejor de todos los tiempos
Fuente : Marie Fontaine


3 kommentarer :

Pat MV sa...

TE abrazo amiga, Dios contigo y con tu hijito.

António Jesus Batalha sa...

Muito bom o seu blog, estive a percorre-lo li alguma coisa, porque espero voltar mais algumas vezes,
deu para perceber a sua dedicação em partilhar o seu saber.
Se me der a honra de visitar e ler algumas coisas no Peregrino e servo ficarei radiante.
E se gostar e desejar comente.
Que Deus vos abençõe e guarde.
António.
http://peregrinoeservoantoniobatalha.blogspot.pt/

Jesucristo el que ama mi alma Jenny sa...

Gracias Pat. TAMA.

Gracias Antonio Dios te bendiga.