fredag 18 april 2014

La sangre preciosa de Cristo






"la sangre preciosa de Cristo" 1 Pedro 1 : 19

Parados a los pies de la cruz, vemos sus manos , sus pies y costado,  y de todo mana sangre preciosa. 
Es "preciosa" por su eficacia redentora y expiadora. Mediante ella , los pecados de los cristianos son expiados, son redimidos de la ley, se reconcilian con Dios y son hechos uno con Él .
La sangre de Cristo es también "preciosa" por su poder para limpiar , además " nos limpia de todo pecado " ( 1 Juan 1:7). "Son sus pecados como escarlata? Quedaran blancos como la nieve! " (Isaias 1:18). 
Por medio de la sangre de Jesús no queda una mancha sobre ningún creyente, ni una arruga, nada de todo eso permanece. Oh preciosa sangre que nos haces limpios , que remueves las manchas de una abundante iniquidad y con la cual nos hizo aceptos en el Amado, no obstante las múltiples maneras en las que nos hemos rebelado contra nuestro Dios.  
La sangre de Cristo es igualmente preciosa en su poder de protección . Estamos a salvo del ángel destructor bajo la sangre derramada. Recuerda que la verdadera razón por la que estamos perdonados es poque Dios mira la sangre. Acá hay consuelo para nosotros cuando la mirada de fe se nubla , pues el ojo de Dios es todavia el mismo. 
La sangre de Cristo es preciosa también por su influencia santificadora. La misma sangre que justifica, que se lleva el pecado , en su acción posterior estimula la nuea naturaleza y la guía hacia adelante para dominar al pecado y para seguir los mandamientos de Dios.  
No hay mayor motivo para la santidad que aquel que brota de las venas de Jesús. Y preciosa , indescriptiblemente preciosa, es esta sangre porque tiene un poder vencedor. Está escrito : " Ellos lo han vencido por medio de la sangre del Cordero." (Apocalipsis 12 :11) 
Como podrían ellos haber hecho otra cosa? Aquel que lucha con la sangre de Jesús , lucha con un arma que no puede conocer la derrota. La sangre de Jesús! El pecado muere en su presencia.  La muerte deja de ser muerte: la puerta de los cielos se abren . La sangre de Jesús! Debemos marchar adelante, conquistando y para conquistar, mientras podamos confiar en su poder!. 

Charles H. Spurgeon.

2 kommentarer :

Ingrid Zetterberg sa...

Amiga mía, Jenny, gracias por compartir estas palabras de reflexión acerca dela virtud sanadora de la sangre de nuestro Redentor. ¡Cuánto sufrió nuestro amado! Hace años, yo le pedí en oración que me hiciera sentir todo lo que él padeció en su pasión y muerte, y me contestó en mi espíritu: "NO SABES LO QUE PIDES", entonces comprendí que lo que él sufrió fue inimaginable y espantoso, y que nosotros no estamos preparados para sufrir lo mismo. Te dejo mi abrazo sincero.

Jesucristo el que ama mi alma Jenny sa...

Si amada amiga, creo que nadie ha padecido lo que Él sufrio...gracias por venir y siempre dejar tu mensaje, te mando un gran abracito. TQM.