måndag 14 april 2014

Angustiado él y afligido








"Angustiado él, y afligido " Isaias 53 : 7

Cristo fue escogido de entre el pueblo, para que pudiera conocer nuestras necesidades y compadecerse de nosotros. Creo que algunos de los ricos no tienen la noción de lo que es la angustia de los pobres. 
No tienen la menor idea de lo que es trabajar por el pan diario. Tienen un concepto muy vago de lo que significa el aumento del precio de los alimentos; no saben nada acerca de esto. 
Y cuando ponemos en el poder a hombres que nunca formaron parte del pueblo , no entienden el arte de gobernarnos . 
Pero nuestro gran y glorioso Jesucristo es uno escogido de entre el pueblo; y por tanto , conoce nuestras necesidades. Jesús sufrió tentación y dolor antes que nosotros; Él llevó nuestras enfermedades; ha soportado el cansancio, porque cansado se sentó junto al pozo; conoce la pobreza ; porque a veces no tenia pan para comer, excepto el pan del cual el mundo nada sabe; supo también lo que era no tener casa , porque las zorras tenían cuevas y las aves del cielo nidos, pero Él no tenia dónde recostar su cabeza. Hermano , no hay lugar al que usted pueda ir, donde Jesús no haya estado antes , a excepción de los lugares del pecado. 
Él ha estado alli antes que usted; Él ha allanado el camino ; Él ha entrado en el sepulcro para que la tumba pudiera ser la cámara real de la raza redimida , el aposento para quitarse la ropa de trabajo y ponerse las vestiduras del descanso eterno. 
En todos los lugares , a donde quiera que vamos , el Ángel del pacto ha sido nuestro precursor. 
Cada carga que tenemos que llevar estuvo una vez sobre los hombros de Emanuel. 

" Su camino fué mucho más áspero y oscuro que el mío; Cristo mi Señor sufrió, y voy yo a quejarme?" 

Querido compañero de viaje, tenga ánimo! Cristo ha consagrado el camino. 

Rdo Charles H. Spurgeon

4 kommentarer :

Pat MV sa...

Hermoso, Jenny! gracias por compartirlo

Jesucristo el que ama mi alma Jenny sa...

Gracias amiga, por venir, Dios te bendiga en todo. Abracitos.

Ingrid Zetterberg sa...

Es verdad amiga Jenny, ya el Señor había conocido el hambre, el cansancio, la pobreza, el dolor, la soledad, la angustia, mucho antes que nosotros. Por eso él nos comprende en nuestras aflicciones. Se compadece de nuestra tristeza que algunas veces nos agobia. Gracias amiga por compartir este precioso tema. Un abrazo con mi afecto. Ingrid

Jesucristo el que ama mi alma Jenny sa...

si amiga no hay mejor que nos comprenda cuando pasamos por momentos dificiles...abrazos para ti y gracias por venir.