tisdag 28 januari 2014

Dios es Amor







El amor es…

El amor es creer y es confiar; es ayudar y animar; es sincerarse; es compartir; es sentir y brindar contacto físico, es orar por los demás, interesarse por ellos. El amor es generosidad, es comunicación, es una emoción. Es apasionado, vibrante y cálido. El amor va siempre de menos a más.
El amor constituye la mayor de las necesidades del hombre y es, por ende, el mayor servicio que puede rendírsele. El amor es espiritual, pero se manifiesta físicamente. Cobra vida cuando uno lo pone en acción y lo traduce en actos considerados. El amor es constante, no sabe de horas ni de días. Siempre halla soluciones y se da por entero. El amor, en su vertiente desinteresada, es infrecuente. 
No tiene precio, y constituye su propia recompensa.
El amor no hace daño a nadie. Prefiere la felicidad ajena a la propia. Se sacrifica para ayudar al prójimo. El amor es valeroso, supone abnegación total. El amor nunca se pierde; tarde o temprano, siempre surte efecto. El amor es para siempre.
D.B.B.

La fuente del verdadero amor

Dios nos creó con la necesidad de amar y ser amados. Él y solo Él puede satisfacer el más profundo anhelo del alma humana: llegar a sentirse totalmente amada y comprendida.
 Las cosas terrenales satisfarán el cuerpo, pero solo Dios y Su amor eterno pueden llenar el vacío espiritual que tenemos en el corazón y que Él creó exclusivamente para Sí.
 El espíritu humano nunca podrá sentirse satisfecho del todo con nada que no sea la unión plena con el gran Espíritu de amor que lo creó.
«Dios es amor» (1 Juan 4:8). Es el mismísimo Espíritu del amor, del verdadero amor, un amor inmortal de un Amante que nunca nos abandona, el mayor de los amantes, Dios mismo.
Se lo ve reflejado en Su Hijo Jesús, que vino, vivió y murió por amor, a fin de que pudiéramos vivir y amar para siempre. 
«De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna» (Juan 3:16).
D.B.B.

Mi Dios en este día dame mas amor para amar a mi esposo, mis hijos, familia, amigos y aquellos que me han dañado, dame de ese amor que es tuyo, que todo lo soporta, todo lo cree, todo lo sufre...llename de ti, de tu presencia., necesito tanto de ti mi adorado Señor.
Gracias por que manifiestas tu amor todos los dias, cada mañana al abrir mis ojos, por esa mano amiga, esa oración, esa sonrisa o abrazo cuando lo he necesitado, Gracias, gracias mi Dios y Salvador. Solo tú me sostienes Señor. Tealabo y te alabaré todos los dias de mi vida.

2 kommentarer :

Ingrid Zetterberg sa...

Amiga querida, Jenny, siempre es de suma bendición entrar a tu blog, la presencia de Dios me invade. Amiga, me ha hecho tanto bien esa gráfica que dice: "El amor cubre todas las ofensas", y también me ha emocionado mucho esas palabras que han salido de tu alma en esa otra gráfica que dice acerca de lo importante que es un abrazo. Tienes un alma hermosa amiga Jenny, siempre me sentiré bendecida por haberte conocido, y por tener tu valiosa amistad. Gracias, por tu bondad, por tu cariño. Un abrazo desde mi corazón. Tu amiga Ingrid Zetterberg

Jesucristo el que ama mi alma Jenny sa...

Gracias Amada Ingrid, siempre me alegra el corazón leerte y tus palabras, te mando un gran abrazo en la distancia, Dios te bendiga en todo.