fredag 4 juni 2010

*** Hoy… Alegraré Al Señor Con Mi Alabanza ***






“Mirra, áloe y casia exhalan todos tus vestidos.
Desde palacios de marfil te recrean”

Salmo 45:8

Hoy quiero alabar al Señor con todo mi corazón y al alabarlo lo alegraré,
porque el Señor se goza en la alabanza de su pueblo.
¿Quién tiene el privilegio de alegrar al Señor? Nosotros, su Iglesia,
su pueblo..su gente. ¿Cómo es eso posible? Por nuestro amor y con
nuestro amor lo alegramos.
A veces creemos que nuestro amor hacia él es insípido y nuestra
alabanza sin mucho valor, pero la Biblia dice que nuestro amor
lo exalta y nuestra alabanza lo alegra.

¿Qué es lo dice el Señor de nuestro amor? Ahora recuerdo lo que él
dice en su palabra: Cuan agradable es tu amor o esposa mía, hermana mía,
Paloma mía. Es mejor que el vino. Oh , escucha alma mía como Jesús
se entusiasma con tu amor.
Cuando en oración reclino mi cabeza en su pecho no solamente recibo
alegría pero también produzco alegría al corazón del Señor.
Cuando lo miro a él en la hermosura de la oración y la meditación
no solamente miro su gloriosa cara sino que a la vez imparto
delicia para él. Cuando le alabo y lo adoro, no solamente con la canción
que sale de mis labios, pero con la melodía de la profunda gratitud
de mi corazón, él se alegra.

Cuando le presento a él mis talentos y mis dones, todo lo que soy y
lo que tengo en humildad de corazón él los acepta y se alegra porque los ofrecimientos humildes de sus santos son más aceptables que millares
de oro y plata. La santidad es como la fragancia de la Mirra,
el aloe y la casia.
Cuando perdono a mi enemigo hago a Cristo estar contento, cuando distribuyo
alimento y pan al pobre, él se regocija, cuando proclamo su evangelio,
soy de sabor dulce para él.
Por lo tanto hoy quiero producir contentamiento en el corazón del Señor,
amándolo, alabándolo y agradándolo.

“Gracias Señor, porque no solamente me amas y produces en mi corazón
contentamiento y gozo, sino que a la vez me permites la oportunidad
de producir contentamiento en tu corazón con mi alabanza,
con mi amor a tí y a otros y con mi anhelo de proclamar tus verdades
a los perdidos. Hoy quiero exaltarte y adorarte y así elevarme ante ti
en suave aroma de mirra, aloe y casia. Amén.

Dr. Serafín Contreras Galeano.
www.serafincontreras.com

Inga kommentarer :