söndag 9 maj 2010

*** Ejemplo de Perdón ***






Porque si perdonáis a los hombres sus transgresiones,
también vuestro Padre celestial os perdonará a vosotros.
Pero si no perdonáis a los hombres,
tampoco vuestro Padre perdonará vuestras transgresiones.
Mateo 6;14,15

Entonces se le acercó Pedro, y le dijo: Señor,
¿cuántas veces pecará mi hermano contra mí que yo haya de perdonarlo?
¿Hasta siete veces?
Jesús le dijo*: No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.
Mateo 18: 21, 22


Ejemplo de perdón

Un pastor evangélico iraní convirtió al guardián que lo había torturado.
Roubik Hoospian dormía en la celda donde pasó 28 días incomunicado,
exhausto después de horas de interrogatorios, cuando el vigilante llamó
a su puerta, informa el diario Los Angeles Times.
—Hábleme de Jesús —le suplicó el guardián en la madrugada.
Hoospian, cansado y resentido por el trato que le daban y por estar
separado de su familia, no quiso hacer caso al vigilante.
Pero este insistió:
—Tiene el deber de hablarme de Él. Usted es pastor.
Hoospian contó a Los Angeles Times que cuatro horas más tarde los
dos lloraban mientras el guardia abrazaba la fe cristiana.
El predicador, que tiene 42 años y actualmente vive en California,
confiesa:
«Lloré con él, porque me había dejado dominar por el odio a tal extremo
que no quería transmitir al guardián la Palabra del Señor.
Aquella noche Dios me libró del resentimiento y me hizo ver que podemos
amar incluso a los que nos persiguen.»



El amor deja morir al pasado.
Motiva a empezar de nuevo sin preocuparse
por el ayer.

No tiene que aclarar ningún malentendido. Los detalles se vuelven
intrascendentes, y lo único que importa es empezar de nuevo.
Da igual que queden cuentas sin saldar y diferencias por resolver,
no cuadren las cuentas o no se lleguen a aclarar los desacuerdos en
la memoria de unos y otros.
El pasado se pone borroso y solo importa el futuro.
El poder del amor no convierte en historiadores quisquillosos.
Prefiere tejer con los cabos sueltos del pasado —sean aciertos o errores—
lazos de perdón e impulsa a comenzar otra vez.

Lewis B. Smedes

Inga kommentarer :