tisdag 9 februari 2010

*** Que es el Amor ***





QUÉ ES EL AMOR

1 Corintios 13:4-7



"El amor es sufrido." Es decir, soporta con paciencia al prójimo
(Colosenses 3:13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro.
De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.). ¿Necesitamos todos semejante aguante verdad? Ya que no somos criaturas perfectas y al servir hombro con hombro,
es de esperar que de vez en cuando
nos irriten nuestros hermanos, y viceversa.
Pero la paciencia y la tolerancia nos ayudarán a enfrentar las pequeñas
fricciones sin trastornar la paz de la congregación.


El amor es benigno. "La bondad se manifiesta a través de hechos serviciales
y palabras consideradas.
El amor nos impulsara a buscar formas de obrar de esa manera,
principalmente para con los más necesitados.
Es probable que algún hermano en la fe se sienta solo y necesite una visita animadora.
La madre sin cónyuge o la hermana que vive en un hogar dividido en sentido
religioso tal vez requieran algo de ayuda.
A quien está enfermo o sufre adversidades quizás le hagan falta los comentarios
amables de un amigo leal (Proverbios 12:25)
La congoja en el corazón del hombre lo abate; Mas la buena palabra lo alegra.;
17:17
En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia.).
Decisiones bondadosas como estas, manifestamos que nuestro amor es genuino
(2 Corintios 8:8No hablo como quien manda,
sino para poner a prueba, por medio de la diligencia de otros,
también la sinceridad del amor vuestro.).


"El amor se goza de la verdad." Dice cierta versión inglesa,
"gozosamente toma partido por la verdad". Por tal motivo, es una cualidad
que nos lleva a mantener la verdad y "hablar verazmente unos con otros"
(Zacarías 8:16 Estas son las cosas que habéis de hacer:
Hablad verdad cada cual con su prójimo; juzgad según la verdad y lo conducente
a la paz en vuestras puertas.).
Por ejemplo, si un ser querido incurre en un pecado, el amor a Dios y al transgresor
nos llevará a respaldar las normas divinas, en lugar de ocultar o excusar su
ofensa acudiendo inclusive a la mentira.
Es verdad que la realidad talvez sea difícil de enfrentar.
Pero debemos tener presente que favorecerá más al ser querido,
si recibe la amorosa disciplina de Dios y actúe en consecuencia
(Proverbios 3:11, 12 )
No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, Ni te fatigues de su corrección;
Porque Jehová al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere.).
Además, el amor hace que los cristianos queramos "comportarnos honradamente
en todas las cosas" (Hebreos 13:18
Orad por nosotros; pues confiamos en que tenemos buena conciencia,
deseando conducirnos bien en todo.).


"El amor todos lo sufre". El significado literalmente de esta frase es "lo cubre todo".
Como señala (1 Pedro 4:8 Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor;
porque el amor cubrirá multitud de pecados.). De forma que el cristiano
que se rige por esta cualidad no está ansioso por sacar a relucir las imperfecciones
y defectos de sus hermanos en la fe. En muchos casos, los errores que cometen son
de poca importancia y pueden taparse con el amor (Proverbios 10:12
El odio despierta rencillas; Pero el amor cubrirá todas las faltas.; 17:9
El que cubre la falta busca amistad; Mas el que la divulga, aparta al amigo.).


"El amor todo lo cree", otra versión dice, "cree todo, interpretando todo en
buen sentido". Así pues, no vamos todo el tiempo sospechando de nuestros
hermanos en la fe, colocando en duda sus intenciones.
El amor nos ayuda a 'interpretar en buen sentido' lo que hacen y a fiarnos de ellos,
claro está, el amor cristiano no es en modo alguno crédulo.
La Biblia nos exhorta en: (Romanos 16:17
Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y
tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos). Tomemos por ejemplo la carta de Pablo a Filemón. El apóstol le escribió para exhortarlo
a que recibiera de vuelta amablemente a su esclavo fugitivo Onésimo que se había hecho cristiano. En vez de presionar a Filemón, Pablo le rogó basándose en el amor.
Ya que contaba con que Filemón tomaría la decisión correcta, le dijo: (versículo 21
Te he escrito confiando en tu obediencia, sabiendo que harás aun más de lo que te digo.).
Cuando el amor nos mueve a demostrar que estamos tan seguros de nuestros hermanos, sacamos a flote sus mejores cualidades.


"El amor todo los espera." En efecto, esta cualidad no solo alimenta la confianza,
sino además la esperanza.
Nos lleva a tener las mejores expectativas sobre nuestros hermanos. Por ejemplo,
si uno de ellos da "algún paso en falso antes que se dé cuenta", esperamos que
responda a los amorosos esfuerzos que se hagan por restaurarlo (Gálatas 6:1
Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo,
no sea que tú también seas tentado.). También abrigamos el deseo de que se
recuperen los débiles en la fe. Somos pacientes con ellos y hacemos lo posible para
que se fortalezcan (Romanos 15:1 que, los que somos fuertes debemos soportar las
flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos. 1 Tesalonicenses 5:14
También os rogamos, hermanos, que amonestéis a los ociosos, que alentéis a los de
poco ánimo, que sostengáis a los débiles, que seáis pacientes para con todos. ).
Hasta cuando se descarría un ser querido, no perdemos las esperanzas de que
un día recapacite y regrese a Jehová, tal como el hijo pródigo de la parábola
de Jesús (Lucas 15:17, 18
Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia
de pan, y yo aquí perezco de hambre! Me levantaré e iré a mi padre, y le diré:
Padre, he pecado contra el cielo y contra ti.).


" El amor todos lo soporta." El aguante, que nos permite mantenernos firmes a
pesar de las desilusiones y dificultades, no solo se ve sometido a prueba por los
de fuera de la congregación, sino también por los de dentro.
Como no somos perfectos, es probable que a veces nos decepcionemos mutuamente.
Quizás alguien nos lastime con un comentario desconsiderado (Proverbios 12:18
Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; Mas la lengua de
los sabios es medicina.). O tal vez no se atienda un asunto de la congregación
como nos parece oportuno. Es posible que nos perturbe la conducta de un hermano
respetado y que nos preguntemos cómo puede actuar un cristiano de esa manera.
Ante tales situaciones, ¿nos apartaremos de la congregación y dejaremos de servir
a Dios? Si tenemos amor, no.
Esta virtud impide que los defectos de un hermano nos cieguen al grado de
no ver nada bueno en él o en los demás como colectividad.
Así nos permite seguir siendo fieles a Dios y respaldar a la congregación sin importar
lo que haga o diga una persona imperfecta como nosotros (Salmo 119:165
Mucha paz tienen los que aman tu ley, Y no hay para ellos tropiezo.).


¡OH DIOS ¿QUIEN COMO TU? ¡ALABADO SEA TU NOMBRE!

Inga kommentarer :