tisdag 16 februari 2010

*** Firmes en la Tormenta ***







FIRMES EN LA TORMENTA

"En Dios solamente está acallada mi alma; de él viene mi salvación.

El solamente es mi roca y mi salvación; es mi refugio, no resbalaré mucho"
(Salmo 62:1,2).

Este conmovedor pasaje puede traer a la memoria varias imágenes,

pero una favorita es la fotografía de un pequeño pajarito refugiado
en la brecha de una enorme roca.
A las afuera de su escondite, ruge una brutal tormenta.

Fuertes vientos y agua golpean hacia abajo, levantando hojas y rompiendo
las ramas de los árboles. Sin embargo, el pajarito está seguro, tranquilo
y su vida está protegida, gracias a la roca sólida que le rodea.


Puede recordar aquel momento de su vida cuando parecía que

sería lanzado al aire por una tormenta física o emocional?
Cuál fue su respuesta frente a esa prueba?
Se aventuró a estar en medio de ella o se refugió en los brazos
protectores de Dios?

Cuando una tormenta golpea su vida, recuerde las palabra del Salmo 62.

Ponga atención a la frase: "En Dios solamente está acallada mi alma".
En la fotografía mencionada arriba, el pajarito no estuvo chirriando o intranquilo.
Mas bien estuvo descansando tranquilamente hasta que la tormenta pasó.
Su confianza estaba en la fuente de su protección.


Aunque Dios siempre escucha el clamor de nuestra angustia,

podemos estar seguros que una vez que le hemos llamado a Él,
Dios está con nosotros.

Fuente: Palabras de Fe

Inga kommentarer :