tisdag 15 december 2009

*** Plan y Proposito de Dios ***







Éranse una vez dos ríos hermosos, mansos y claros, que corrían paralelos.
Mas Yo hice que aquellos ríos se juntaran, confluyeran y se volvieran uno.
Corrieron juntos y crecieron hasta llegar al borde de un abismo.
Entonces aquellas aguas que una vez discurrían tranquilas
y apacibles cayeron estrepitosamente por el borde.
Se despeñaron con violencia por el precipicio, azotando las rocas
y peñascos.
Mas gracias a esa caída y a esos golpes el agua se purificó
y se oxigenó.
En aquel paraje formaron los dos una bellísima cascada que llegaría
a ser objeto de contemplación de muchos.
La docilidad de este río, que no se resistió a ser golpeado
y arrojado contra las rocas, lo transformó en algo espléndido.
Tal fue el origen de su belleza y lo que lo hizo atractivo a
la gente y suscitó su admiración.
Después de todo ese sufrimiento, golpes y depuración,
la hermosa cascada fue a parar a un profundo estanque de agua
magníficamente clara y fresca. Esos dos ríos que se unieron,
que fueron purificados y destrozados, terminaron formando
un hermoso estanque.
Mucha gente ahora se acerca, se sienta a la orilla, mete
las manos en el agua fresca y se reanima, se fortalece
y obtiene alivio para sus conflictos.
Encuentra fortaleza, ánimo y consuelo en ese estanque que estoy formando,
este estanque de aguas transparentes, profundo y precioso a Mis ojos.
Mi objetivo es hacer de esos ríos y de aquella estruendosa
cascada un hermoso estanque de agua pura al que podrán acercarse
muchos a beber y donde podrán hallar socorro, consuelo y ánimo.
Por tanto, no se cansen. ¡Aguanten!
Aunque los ríos son hermosos, la cascada magnífica, y al verla muchos
se maravillan, lo más espléndido de todo será el estanque.
En ese momento habrán tocado ustedes su fin.
Entonces se cumplirán Mi plan y Mi propósito.



Palabra que vino a Jeremías de parte del SEÑOR, diciendo:
Levántate y desciende a la casa del alfarero, y allí te haré
oír mis palabras.
Entonces descendí a casa del alfarero, y he aquí,
estaba allí haciendo un trabajo sobre la rueda.
Y la vasija de barro que estaba haciendo se echó a perder en
la mano del alfarero; así que volvió a hacer de ella otra vasija,
según le pareció mejor al alfarero hacerla.
Entonces vino a mí la palabra del SEÑOR, diciendo:
¿No puedo yo hacer con vosotros, casa de Israel,
lo mismo que hace este alfarero?--declara el SEÑOR.
He aquí, como el barro en manos del alfarero,
así sois vosotros en mi mano, casa de Israel.
Jeremias 18: 1,6

2 kommentarer :

Mundo Animal. sa...

...(.)""(.)...Que Dios inunde tu alma
...( ’o’, )...de paz yamor para que no
...(),*,.().. guardes ningúnrencor y vivas con
...(_)-(_)...alegria cada día de tú existir....felices fiestas.

BUENAS NOCHES JENNY COMO SIEMPRE ME LLENA DE PAZ TU ENTRADA, QUE TENGAS UNA SEMANA GENIAL ABRAZOS DE TU AMIGO CHRISSSSS

Jenny sa...

Gracias mi fiel amigo, de igual manera te lo deseo a ti y los tuyos.
te mando un gran abrazo.