måndag 9 november 2009

*** Claves Para ser Feliz ***








Claves para ser feliz

La felicidad de espíritu es mucho mayor que la de la carne.
La conservas siempre contigo.
Jamás cesa.
Ni la noche más solitaria ni las nubes más grises
pueden privarte de ella.
La felicidad de la carne es temporal.
Un sentimiento efímero que depende de tu estado de ánimo,
de las circunstancias que te rodean, de lo visible y lo tangible.
En cambio, la felicidad de espíritu proviene de saber que
Yo soy tu Salvador y que me intereso por ti.
La felicidad que Yo brindo es tan constante como el sol.
¿Acaso cuando el sol se pone por la tarde y desaparece
en el horizonte te angustias pensando que se ha ido para siempre?
¿Dices a alguien: "Ya no hay sol en nuestra vida"?
No.
Es constante.
Siempre es.
Aunque cae la noche y no puedes verlo, nunca dudas de
su existencia ni de que volverá a salir a la mañana siguiente.
Así es la felicidad de espíritu: por muy presente que está,
cuando cae la noche la pierdes de vista.
Ese entonces es el momento de confiar y descansar
hasta la mañana siguiente, cuando volverá a aparecer.




Mas á vosotros los que teméis mi nombre,
nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salud:
y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada.
Malaquias 4: 2

Inga kommentarer :