tisdagen den 24:e mars 2009

*** Tu Misericordia ***


Lam 3:21 Esto recapacitaré en mi corazón, por lo tanto esperaré.
Lam 3:22 Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos,
porque nunca decayeron sus misericordias.
Lam 3:23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.
Lam 3:24 Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré.
Lam 3:25 Bueno es Jehová a los que en él esperan, al alma que le busca.
Lam 3:26 Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová.

El comentarista Matthew Henry escribe que:
“La Iglesia de Dios es como la zarza ardiente de Moisés, ardiente, pero no se consume”
Aunque seamos corregidos, no seremos consumidos, aunque caigamos, no nos quedaremos postrados, aunque seamos perseguidos sus misericordias nos levantaran,
nos ayudaran, nos restauraran.
Cada mañana su fidelidad es nueva, cada día es una nueva oportunidad
para buscar de su amor, y pedir perdón, para recibir la vida y darle gracias
por su misericordia, aunque lo pasado sea oscuro, la mañana es clara
su misericordia nos espera, llamándonos, diciéndonos,
“con amor eterno te he amado”, en su misericordia aprendemos de su fidelidad.
El Señor es la porción de los que en el esperan, nuestra esperanza no está
en riqueza, en poder, en trabajo, en cualidades propias, en amigos poderosos,
no, nuestra esperanza y nuestra parte está en Dios, el es la parte de todos
los que en el confían.
Saber que su porción es Dios, es amarlo por independiente de la situación,
de lo que tienes, de lo que crees recibir, de lo sano que estés,
de lo bien que te trate la vida, somos de él, hemos salido de él,
y estaremos para siempre con él, él es nuestra parte.
Aunque pasemos por el desierto, por situaciones duras, aunque seamos
probados por el fuego, debemos buscar a Dios con todo nuestro corazón,
entonces entenderemos que Dios es Bueno, que no tarda, que siempre
ha sido bueno, que nos ama de tal manera que se dio a sí mismo por nosotros.
Dios es bueno, aunque el mundo se esté cayendo, pero no depende
de que yo lo diga o lo entienda, él siempre ha sido bueno,
y él le da sentido a la palabra bondad. Su bondad envuelve a todo
aquel que en él confía.
Aprender a callar delante de Dios, ha esperar en él, a no confiar en mí,
pero en él, si sabemos que sus misericordias son nuevas cada mañana,
que él es nuestra porción, que él es bueno, entonces entenderemos
que nada nuevo podemos decir, Dios ha expresado ya su Salvación en Cristo,
y en Cristo se acaba toda discusión, él es la respuesta de Dios a toda pregunta,
él es la solución de Dios a todo problema, en él está toda nueva creación,
toda búsqueda, toda pregunta, tiene su fin y lo tendrá para siempre en Cristo,
calle el hombre ante la respuesta de Dios y crea el hombre a Dios para que sea salvo.

Por Henry Padilla

2 kommentarer :

sacri sa...

Cuanta misericordia tiene Dios con nosotros, cuantas veces caemos y él nos levanta, cuantas veces tenemos que ir a su presencia y pedirle perdon, cuantas veces... gracias que a nuestro Dios nunca se le acaban siempre tiene nuevas cada día, porque él es grande, gracias hermana te mando Bendiciones y muchos Besitos para ti y tu famili.

Jenny sa...

Hola querida Sacri, gracias por tu lindo comentario, esta reflexion la escribio mi esposo, yo la verdad que no tengo mucha palabra para escribir...pero lo que tengo lo comparto...gracias amiga, bendiciones miles para ti y los tuyos.